EL MUNDO QUE VIENE

Esta crisis sanitaria ha exigido un tremendo sobre-esfuerzo a muchos colectivos y, entre ellos, a los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza. Ha sido necesario dedicar buena parte de lo que, en condiciones normales, constituía nuestro tiempo libre para adquirir una formación acelerada en instrumentos digitales. El tiempo dedicado a la corrección de tareas, atención a alumnos y familias o realización de tareas burocráticas ha desbordado ampliamente la jornada legal de 37,5 horas semanales. La no cobertura de bajas de profesorado se ha traducido en que se atendían tareas estando enfermos, o bien, en que esas tareas se sumaban a las del resto de la plantilla. En bastantes casos, los medios creadores de opinión no sólo no han generado un reconocimiento social de todo ello sino, muy al contrario, han procurado invisibilizar todos aquellos aspectos de nuestro trabajo al margen de las clases presenciales, desde la tutorización a las tareas de evaluación o la docencia on line. La percepción entre algunos sectores oscila entre la idea de que la tecnología puede sustituir ventajosamente al profesorado, a la más descarnada de este año, los maestros están de vacaciones desde marzo. Es buen momento para recalcar aspectos que, no por elementales, conviene olvidar. Que la tecnología nos brinda interesantes herramientas auxiliares para la docencia, pero no pueden suplir la docencia. Que la tele-enseñanza ahonda todas las brechas socioculturales en el seno del alumnado, no tanto por la cifra absoluta de quienes no tienen datos en el móvil, como por el hecho de que muchas familias no tienen el impulso ni las posibilidades de estar tirando todo el tiempo de un joven...

LA CONFEDERACIÓN DE STEs-i CRITICA QUE SE PUEDA RETOMAR LA ACTIVIDAD PRESENCIAL EN LOS CENTROS EDUCATIVOS Y ESPERA UNA EXPLICACIÓN DE LA MINISTRA DE EDUCACIÓN

La confederación de STEs-i rechaza las medidas que se están anunciando para la desescalada del estado de alarma en el ámbito escolar. Las medidas que está proyectando el Gobierno central, tal y como hasta ahora se han dado a conocer a través del documento publicado por el Ministerio de Sanidad sobre Previsión orientativa para el levantamiento de las limitaciones de ámbito nacional, nos sorprenden y llenan de preocupación. De manera concreta el Gobierno pretende que en la segunda fase de la desescalada se abran las aulas de Educación Infantil (niños y niñas menores de 6 años) para que sean atendidos en los casos en los que sus progenitores tengan que trabajar y dicha actividad laboral no pueda sustituirse por teletrabajo. Con carácter voluntario para el alumnado, se reanudará la actividad presencial en los centros en los niveles de 4º de ESO, 2º de bachillerato, 2º de FP de grado Medio y Superior y último año de Enseñanzas de régimen especial (Conservatorios, EOI, Artes, etc.). También, con carácter voluntario para el alumnado, se abrirán los centros de Educación Especial. Esta Confederación valora muy negativamente estas medidas por los graves interrogantes que plantean tanto desde un punto de vista organizativo como sanitario. Organizativamente vemos imposible conjugar, con las actuales plantillas docentes, seguir atendiendo mediante el teletrabajo a la mayoría del alumnado, y, a la vez, acudir a los centros educativos para atender presencialmente al resto en los niveles y etapas que ha fijado el Gobierno. Desde el punto de vista sanitario la preocupación es enorme pensando en la posibilidad de que colegios e institutos se puedan convertir en focos de infección,...

La Ley de Clases Pasivas del Estado sigue en vigor

Ante la alarma social provocada por la forma de dar noticias de distintos medios, salimos al paso para aclarar que la Ley de Clases Pasivas del Estado sigue en vigor y que lo único que varía es el órgano de gestión, que se traslada al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.  Por el momento, no tienen nada que temer aquellas personas que tienen intención de solicitar la jubilación voluntaria en fechas próximas. Real Decreto-ley 15/2020, de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo. Disposición adicional sexta. Adaptación normativa de la legislación del Régimen de Clases Pasivas. Con entrada en vigor en la fecha que se determine en el Real decreto por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones 1. Toda referencia hecha en el título I del Real Decreto 851/1992, de 10 de julio, por el que se regulan determinadas pensiones extraordinarias en el Régimen de Clases Pasivas del Estado causadas por actos de terrorismo, a la Dirección General de Costes de Personal y Pensiones Públicas del Ministerio de Economía y Hacienda o a la Dirección General de Personal del Ministerio de Defensa, se entenderá hecha al Instituto Nacional de la Seguridad Social. 2. Toda referencia hecha en el título I del Real Decreto 710/2009, de 17 de abril, por el que se desarrollan las previsiones de la Ley 2/2008, de 23 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 2009, en materia de pensiones de Clases Pasivas y de determinadas indemnizaciones sociales, a la Dirección General de Costes de Personal y...

FRENTE A LA CRISIS: MÁS EDUCACIÓN, MÁS PÚBLICA.

El Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza de Madrid (STEM) analiza la situación generada por la pandemia de la Covid-19 y las perspectivas para el personal docente y el sistema educativo en la Comunidad de Madrid, y advierte del riesgo de que una persistencia en las recetas neoliberales nos lleve a una crisis social sin precedentes. En 2009, con la excusa de la crisis, todas las Comunidades Autónomas recortaron su gasto educativo. Si bien ningún territorio había llegado al nivel de inversión del año anterior a los recortes, en 2016 (últimos datos del Ministerio) casi todas las administraciones autonómicas habían incrementado en mayor o menor medida el gasto educativo por alumno. El territorio con menor inversión en 2016 era Madrid: 4949 euros desde 2010 (un 21% menos que en 2009 y 1000 euros por debajo de la media). En la última década, la inversión en la escuela pública se ha reducido un 10%. Mientras tanto, en el periodo de 2010 a 2018, Alemania incrementó su gasto educativo en un 17,2% en la enseñanza obligatoria, en un 35,9% en universidades y en un 81,2% en escuelas infantiles. Dejando aparte el papel del gobierno alemán en la imposición de políticas “austericidas” a los países del Sur, y sabiendo que los ajustes que hizo Alemania nada tuvieron que ver con los que se exigieron a países como España, la receta que se aplicó el gobierno alemán fue acertada, al entender que la situación de recesión exigía un incremento del presupuesto destinado a educación e I+D, ya que como numerosos expertos señalan, la inversión en educación está estrechamente ligada a la...