covip19_medicoPublicado el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado 
de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Podéis consultar también las sanciones previstas para incumplimento del decreto de alarma.
Es de destacar que, desgraciadamente, el RD no soluciona todas nuestras incertidumbres 
ni problemas. No obliga al teletrabajo para todos aquellos trabajadores y trabajadoras 
que pudiesen realizar el trabajo desde su domicilio con lo que queda a criterio de las
empresas y tampoco garantiza que se salvaguarde la seguridad de los trabajadores/as en 
algunos centros donde las distancias de seguridad y otras medidas no se están cumpliendo.

Lo positivo es que deja en suspenso los plazos procesales y administrativos hasta que 
finalice la situación de alarma lo que permitirá denunciar posteriormente cualquier 
situación ilegal que os pueda suceder en relación a vuestra situación laboral. En 
principio, pedid que cualquier modificación se os comunique por escrito y firmad no 
conforme en cuanto que no sea algo legal y pactado. 

Ante la situación de excepcionalidad que vivimos, confiamos en que el gobierno haga uso 
de sus atribuciones para que el coste de la crisis no recaiga sobre las clases trabajadoras 
(obligar a las entidades sanitarias privadas a prestar atención a toda la ciudadanía si la 
red pública no tiene medios suficientes; que no facilite todos los ERTE que demandan 
empresas que vienen obteniendo beneficios; que se suspenda el cobro de hipotecas y
alquileres; que se garantice el suministro de alimientos y bienes básicos a las familias
de menores recursos; o culaesquiera otras que sean precisas. En relación con ello, os 
facilitamos enlace al comunicado emitido por nuestra Confederación Intersindical.